Anguila de mazapán. Un regalo vital.
, ,

La anguila de mazapán, un regalo vital.

Diciembre es un mes de mucha actividad en la pastelería y nuestra cocina entra en ebullición más que nunca.

Y no es que en otras épocas no trabajemos. Es simplemente que este es el período del año en que más pedidos tenemos.

Y esto nos da la oportunidad por un lado, de dar trabajo a más gente, y por el otro, de lucirnos con algunos de nuestros dulces más típicos, como son los turrones, los panettones, los polvorones, empiñonados, brazos de Navidad, los mantecados, pasteles de Gloria o pasteles de yema, la anguila de mazapán

LA ANGUILA DE MAZAPÁN

Y es precisamente de esta última de la que queremos hablaros hoy. Ya que es un dulce muy peculiar que puede llamar la atención a mucha gente, sobre todo a los viajeros del continente americano que visitan la pastelería.
Este es un producto navideño en forma de anguila o serpiente que se elabora en toda España, y es codición ineludible que la forma sea redonda en espiral.
Anguila de mazapán. Un regalo vital.

Anguila de mazapán mediana

Para su elaboración se prepara el mazapán, que es una masa de almendra, azúcar, limón y glugosa y luego se la trabaja hasta darle forma de anguila. Luego de rellenarla con yema dura, se hornea para lograr el color dorado. Luego  se pinta con una mezcla de limón, clara de huevo y azúcar glas, se le ponen los ojos, y se decora con fruta escarchada y guindas.
Anguila de mazapánRespecto a su origen, hay muchas teorías. Una de ellas dice que simboliza el ciclo eterno de la vida.

 

EL CICLO DE LA VIDA

Resulta ser que el 21 de Diciembre se produce el solsticio de invierno, la noche más larga del año. A partir de este momento los días empiezan a ser mas largos y las noches más cortas. O sea que el sol empieza a imponerse sobre la noche o lo que es lo mismo el bien se impone sobre el mal.
Anguila de mazapán. Un regalo vital.

San Jorge y el dragón.

Tal es así que en diversas culturas, las serpientes y dragones (símbolos de la muerte y del mal) siempre son derrotados por el fuego (símbolo de la vida) o por dioses solares. Y esto es el principio de la vida, el ciclo eterno de nacimiento y muerte. Una espiral que se repite desde el origen del universo.

 

UNA HISTORIA NEGRA

Otra historia, que forma parte de la cultura gastronómica negra, cuenta que las anguilas se empezaron a elaborar en la época de los reyes católicos. Con el propósito de sacar a la luz a los falsos conversos, la Inquisición mandó elaborar estos dulces, ya que la serpiente era un animal prohibido para los judíos.  Por lo tanto en las mesas católicas siempre había anguilas de mazapán para comerlas de forma compartida y vistosa y dejar bien claro que no tenían nada que ocultar.

 

EN RECUERDO DE LA ANGUILA DE RÍOLa anguila de mazapán

Pero como siempre ocurre, existen otras versiones sobre el origen de la anguila de mazapán. Por ejemplo, la gente de Toledo señala su ciudad como lugar de nacimiento de este dulce.
La explicación es que debido a la extinción de las ricas anguilas que se criaban en el río Tajo, los pasteleros comenzaron a elaborarlas en mazapán hasta el día de hoy. Una cita muy toledana es la que dice:

“De pesca o de mazapán, las anguilas ricas están”

Esta historia podría tener conexión con la tradición italiana de comer anguilas verdaderas el día de navidad, comprándolas vivas y cortándole la cabeza poco antes de cocinarlas, para así combatir el mal representado por la serpiente bíblica.

Sea como sea, lo que queda claro es que todas las comidas tienen significados que trascienden el mero hecho de la alimentación. Y que es fascinante descubrirlos.
En Horno San Onofre elaboramos este postre al estilo románico, celebrando el ciclo de la vida. El mazapán, como aliado de la energía, servirá para mantenernos a salvo de las inclemencias del frío, aportándonos un dulce y saludable alimento.

Si entras en nuestra pastelería online encontrarás anguilas de mazapán en 4 tamaños: Grande, mediana, pequeña y mini.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + 14 =