Esos ricos buñuelos
,

Esos ricos buñuelos

¿Sabéis de dónde viene la palabra Buñuelo, ese dulce riquísimo que saboreamos en esta temporada?

Como suele suceder hay dos versiones sobre el tema. Una de ellas dice que proviene del francés “beignet“, que significa bulto, protuberancia.

Los beignets se preparan mojando un fruta o verdura en una masa hecha a base de harinalechehuevo y levadura, para luego freirla en aceite.

Vendedor de BuñuelosEs un dulce de la época romana, que se comía durante las fiestas de marzo para celebrar el despertar de la naturaleza, antes de entrar en el ayuno de la Cuaresma. De ahí viene el “comer graso” (Mardi Gras) de los franceses.
Se aprovechaba ese momento para consumir toda la mantequilla, aceite y huevos, ya que luego habría que prescindir de todos esos alimentos durante el ayuno.

La otra versión cuenta que la palabra proviene del término “puñuelo”, una masa que los romanos amasaban con los puños y daban forma de bolas.

Luego de los romanos, los buñuelos fueron consumidos por los moriscos, en forma de bolas fritas en aceite y bañadas con miel. Luego de la expulsión de los moriscos de la península, los gitanos siguieron consumiendo este dulce hasta el día de hoy.

Los judíos sefardíes también han consumido sus “bimuelos”, bollos fritos con harina de trigo,  en la celebración de la Janucá (desde fines de noviembre hasta comienzos de diciembre).

Aquí en Madrid, los buñuelos se consumen especialmente en Semana Santa y también durante el mes de Noviembre, junto con los panellets (de limón, frambuesa, café, anís, naranja) y los huesos de santo (de yema, batata, coco, avellana, frambuesa…).Panellets

Sea como sea, los buñuelos forman parte de los llamadas “dulces de sartén” o “frutas de sartén” y son una delicia que pueden llevar un relleno dulce o salado.

¡Su cocción es todo un arte!, ya que el aceite donde se fríen debe estar a la temperatura exacta. Si está poco caliente, el buñuelo puede caer al fondo del recipiente, y si está demasiado caliente, se puede formar una costra alrededor de la masa que impide que esta crezca.

Y también es un arte servir y comer buñuelos, ya que es mejor saborearlos recién hechos.

Los que elaboramos en la pastelería Horno San Onofre son los llamados Buñuelos de viento, llamados así porque cuando se los fríe en aceite doblan su volumen y son muy ligeros, permitiendo rellenar los huecos del interior con lo que uno desee. En nuestro caso los tenemos rellenos de frambuesa, de yema, chocolate, castañas, praliné, batata

¡Una gran variedad para chuparse los dedos!


San Onofre:Buñuelos, huesos de santo y panallets por europapress

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − cuatro =