Las bondades del pan de espelta
,

Las bondades del pan de Espelta

La espelta, es una gramínea de la que estamos empezando a escuchar muchas bondades. ¡Y no es para menos!

Si buscamos más información, nos daremos cuenta de que no es un ingrediente novedoso, al contrario, ha estado presente en la historia desde hace siglos y se ha venido usando muy discretamente.

Con una similitud a su pariente más cercano, el trigo blanco, se considera la raíz originaria de todas las variedades que conforman la familia del trigo. Y ha sido el reconocimiento de sus cualidades nutricionales, lo que la ha dado a conocer en los últimos años.

Las bondades del pan de espelta

La trayectoria de la espelta se remonta a alrededor de casi 7.000 atrás años en Irán, haciendo su recorrido por oriente, Antiguo Egipto y en China, de la cual elaboraban también un derivado de la cerveza. Llegó a Europa, a través de los Balcanes, y ya en la Edad Media estaba posicionada como cereal para la elaboración del pan.

Este ha sido su producto fuerte, el pan de espelta, que se ha convertido una fuente de alimentación muy codiciada en atención a su valor nutritivo y a los amplios beneficios que este cereal aporta.

Para la preparación del pan de espelta, y a diferencia del trigo común, en la molienda no se eliminan ni el salvado ni el germen nutricional, por lo que el núcleo del grano conserva estos nutrientes, haciendo que el pan de espelta sea un producto menos pesado e ideal para dietas de adelgazamiento.

Lo que lo convierte en un alimento realmente muy codiciado, es también por sus agregados vitamínicos, destacándose como fuente de vitaminas B2, niacina, tiamina y algunos minerales importantes como el manganeso y el cobre.

De este modo, el pan de espelta se convierte en una considerable fuente de beneficios sobre todo para aquellas personas que presentan migrañas, artritis, irritación en la piel, el muy conocido intestino irritable, la enfermedad de Lyme y problemas digestivos, al ser la espelta más digerible que los otros trigos por su rico en fibra. Puede ser consumida por personas alérgicas al trigo a excepción de los celíacos.

Una consideración a tener en cuenta con el pan de espelta, es que se debe elaborar a partir de levadura madre. Esto hace que experimente una oxido-reducción, muy parecida a la de la semilla cuando crece, sentando muy bien digestivamente. Esta particularidad también le permite prolongar su estado vital por más tiempo, hasta un lapso de diez días, si se toman las precauciones de conservarlo en un lugar fresco y seco.Las bondades del pan de espelta

Debido a estas cualidades es que el pan de espelta a pasado a formar parte de nuestros panes especiales en  la pastelería Horno San Onofre de Madrid.

RECETA DE PAN DE ESPELTA CON SEMILLAS

Para degustar el pan de espelta, de una forma ligera, veamos la siguiente receta muy fácil y rápida de preparar.

Este es un pan de espelta y semillas, para lo cual necesitaremos 390 gr de harina de espelta semi-integral, 300 gr de agua, 1 cucharadita de sal, 1 de ajo en polvo, 1 cucharada de mezcla de semillas y 1 cucharadita de levadura seca.

En su preparación, se mezcla la harina, sal, ajo y levadura en un bowl. Se le añade el agua hasta obtener una masa homogénea. Se incorporan las semillas y se cubre con un film plástico reposando la masa por 50 minutos. Después, se precalienta el horno a 240 grados, se engrasa un molde con aceite de oliva y harina y trabajando ligeramente la masa para darle forma de pan, se deja reposar otros 50 minutos tapado. Luego se introduce al horno por 45 minutos.

Después de este tiempo, disfruta de este ligero pan de espelta y… Buen provecho!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + 7 =