Quién es HSO

La primer Pastelería Horno San Onofre, en la calle San Onofre 3, nació en 1972, de la mano de Daniel Guerrero y su mujer Emilia. Esa primera tienda se llamó El Buen Gusto. Luego vendrían La Santiaguesa en 1984 en la Calle Mayor y La Tahona en la calle Hortaleza. Mucho después se abriría un local en el Mercado San Miguel, enfocado a productos gourmet y caramelería.

Para cada fecha del año hay uno o varios productos específicos, que los madrileños saben apreciar y que se han convertido en íconos de la gastronomía de la ciudad. Por ej. su famoso Roscón de Reyes, que todos los años tiene una gran demanda y que debe encargarse con mucha antelación.
Otra especialidad es su Tarta de Santiago, una “tarta para el camino”, elaborada con almendras y sin harina, como manda la tradición.
También son famosos sus Panellets y Empiñonados, que comienzan a elaborarse en Noviembre junto con la Corona de la Almudena.
Pero productos hay muchos: las cestas y productos navideños, sus turrones artesanales, sus panecillos de San Antón, sus flores de Carnaval, sus buñuelos de nata, crema, chocolate, cabello de ángel, frambuesa…, sus rosquillas de San Isidro, sus Árboles de chocolate y fruta seca y por supuesto sus tartas. Desde las más clásicas como la Selva Negra hasta las más atrevidas, como la Tarta Aranjuez o la de Naranja con Piñones
¡Y sus torrijas, claro! El dulce de Semana Santa que aquí lo elaboran con su exquisito pan bombón, de harina refinada.
La Pastelería se caracteriza por sus productos tradicionales de muy alta calidad, ya que emplean las mejores materias primas del mercado. Este es un punto fundamental en su filosofía, ya que sus dueños priorizan la calidad, antes que la cantidad. Por esta razón, por ejemplo, durante Reyes, el Roscón no se vende en su tienda online, porque para cumplir con tanta demanda deberían elaborarlo de forma industrial, y eso está prohibido en este obrador.
Pero qué sería una pastelería sin un buen pan. Una enorme variedades de panes, desde los ingleses de molde, pasando por los integrales y multicereales, hasta los levaduras madre, los blancos, los especiales, como el fibroso con espinacas o el de aceituna negro y los de formato de bocadillo.
Además de todos sus productos tradicionales Horno San Onofre cuenta con un servicio de catering para empresas o particulares, para eventos de todo tipo donde sobresalen sus famosas bandejas de picoteos dulces o salados, miniquiches, brochetas, tartaletas de sable rellenas…