EN 1972 ABRÍA SUS PUERTAS EL PRIMER HORNO SAN ONOFRE.

UN NEGOCIO FAMILIAR, QUE SACÓ ADELANTE ESTE PRIMER ESTABLECIMIENTO CON MUCHOS ESFUERZOS.

Se inauguró primero el Horno La Santiaguesa y a continuación La Tahona; después de percibir que en Madrid había cierta demanda de pan artesano, ofreciendo una amplia gama de panes.

Se siguieron abriendo locales y así, hoy podemos acercarnos a un pequeño Horno situado en la calle Hernani y un suculento Gourmet al amparo de la calle San Onofre.

“Mi padre era pastelero. Ya podréis imaginar porqué fue el lugar elegido. Entré como aprendiz. ¡Cómo no recordarlo y contarlo! Entre llantos, sollozos y extremo cansancio, entreví que después de la limpieza de chapas y fregado de peroles, había un sinfín de posibilidades.

Cojo el traspaso de una pastelería con un delicioso nombre: El Buen Gusto. Esta es la famosa pastelería galdosiana que hoy se llama Horno San Onofre.

Hace 5 años empezamos en el Mercado San Miguel, lo cual nos permite endulzarle con deliciosos chocolates, auténticos helados y turrones artesanos con formulaciones muy sugerentes. Y una novedad: incorporamos Caramelería artesana.

Y aún un poquito más… Ahora ofrecemos también nuestros productos en un nuevo establecimiento en el Mercado de Chamberí.”  Daniel Guerrero

Además de los 5 establecimientos dedicados a la pastelería, panadería y gourmet, hay un sexto en Nagasky, Japón, regentado por un íntimo colaborador de la familia, recreando una fusión Nipona Española, para elevar las alternativas gastronómicas de nuestro público.

Pastelero Daniel Guerrero
Pasteles San Onofre