Horchatas en Madrid
,

Recetas de bebidas frías

¿Tienes calor y necesitas tomar bebidas frías, que te refresquen y te permitan seguir funcionando? Aquí te contamos datos curiosos y algunas recetas de bebidas frías. Para que te hidrates y bebas más líquido, tan necesario para mantenernos saludables y de buen humor.

Y si no quieres prepararlos tu mismo, recuerda que en nuestro puesto del Mercado San Miguel, la Pastelería San Onofre te ofrece horchatas, licuados, granizados, batidos y helados de excelente calidad.

HORCHATA

Bebidas horchataDicen que esta rica bebida viene de la época de los romanos, quienes bebían un brebaje denominado ordeata, a base de cebada triturada y macerada. Ese procedimiento se aplicó luego a otras plantas como la chufa o el arroz, traídas a España por los sarracenos. De hecho, hay horchatas de chufa, de arroz, de chufa, de ajonjolí, de almendra, de melón…

Receta de horchata: Poner 250 gr de chufas a remojo 24 o 48 hs y cambiar el agua varias veces. Luego lo pasamos por un chino para retirar impurezas y para exprimir un poco más. Añadimos 125 gr de azúcar y agua y mezclamos con fuerza. Se guarda en la nevera unas 2 horas. Se debe consumir en las próximas horas porque luego se deteriora.

LECHE MERENGADA

Es una bebida que se puede tomar tanto en verano como en invierno. A base de leche y clara de huevo, endulzada con azúcar y canela. Mencionada en la novela Fortunata y Jacinta, era muy popular a fines del siglo XVIII y comienzos del XIX.

Receta de leche merengada: Incorporamos en una olla 1 litro de leche, 200 gr. de azúcar, la ralladura de 1 limón y 2 ramas o una cucharada de canela. Calentar hasta que hierva. Sacar del fuego y dejar enfriar en la nevera. Batir 2 claras de huevo a punto de nieve y agregar media cucharada de azúcar. Retirar la leche de la nevera cuando esté bien fría, colarla, incorporarle las claras batidas y mezclar. Servir en vasos, espolvorear con canela

SANGRÍA

¿Sabías que el Parlamento Europeo limitó el uso del nombre sangría a las etiquetas de las bebidas elaboradas sólo en España? No se sabe el origen de esta bebida tan autóctona, pero algunos dicen que  se inventó para disimular los defectos de los vinos regulares. Otros dicen que la inventaron los ingleses y se tomaba en las colonias del imperio británico, bajo el nombre de “sangaree”.

Lo que sí es cierto es que es una bebida muy sexy e ideal para compartir con amigos, o para acompañar pescados, ensaladas, pasta… Puede ser de vino tinto, blanco, cava o champán.

Receta de sangría: pelar y trocear 4 melocotones, meterlos en una jarra grande, añadir 1 litro de algún vino tinto joven, 3 cucharadas de azúcar y zumo de 2 naranjas o de 2 limones, según el gusto de cada uno. Se remueve todo bien y se deja en el frigorífico unas dos horas. Servir luego con mucho hielo. Si se quiere rebajar, se le puede agregar gaseosa, y si se lo quiere más fuerte, se puede agregar Cointreau o ron.

TINTO DE VERANO

Vino tinto y gaseosa. Dicen que su origen es andaluz, y que se bebía en la Venta de Vargas en Córdoba. Allí acudían guitarristas y cantaores las noches de verano y se refrescaban con esta bebida llamada en ese entonces Vargas.

Receta de tinto de verano: Se mezcla 1/2 litro de vino tinto con 1/2 litro de gaseosa y una rodaja de limón. Se sirve en un vaso alto con mucho hielo.

TE HELADO

Es una bebida bastante contemporánea y tiene su origen en Inglaterra, por supuesto. El primero que se bebió fue el llamado Regent´s punch (ponche), en honor a Jorge IV y se preparaba con té verde muy concentrado y alguna bebida alcohólica. A partir del 1900 se comienza a utilizar té negro proveniente de las colonias, ya que era más económico. Poco a poco se dejar de consumir con bebidas alcohólicas y empieza a ser muy popular, sobre todo durante la ley seca.

Receta de té helado: Elige un té suave, ya que el sabor del té se concentra cuando se enfría. Preparar el té, añadir azúcar a gusto y remover hasta disolver. Dejar enfriar antes de meter en la nevera. Cuando se sirve hay que añadirle hielo para enfriarlo aún más. Puedes agregarle 1 rodaja de limón o unas hojas de menta o hierbabuena si te apetece.

LIMONADA

Parece ser que los egipcios (grandes adelantados en muchas cosas!) ya tomaban una bebida a base de zumo de limón y azúcar. En el medioevo en España, había una expresión bastante racista por cierto que decía: “Limonada que trasiego, judío que pulverizo” y tenía que ver con el decreto del rey Felipe IV de Navarra de expulsar a los judíos. En Francia en el siglo XVII, existían los “limonadiers”, comerciantes que vendían tarros de limonada muy económicos. 
Bebidas limonada

Receta de limonada: Exprimir 4 limones, poner el zumo y la pulpa en una jarra, añadir 175 gr de miel (o a gusto del consumidor) con 1/3 de agua caliente, para que se disuelva la miel. Agregar 1 litro de agua, remover y guardar en el frigorífico. Se pueden añadir rodajas de limón.

CERVEZA

Si bien no es una bebida española, bien podríamos incluirlas entre las bebidas que en verano nos ayudan a hidratarnos y pasarlo mejor. Su origen se remonta a sólo unos 3500 años A. C. ¿Qué tal? Los egipcios ya tomaban cerveza en forma de papilla de cereales. Y las clases más poderosas la tomaban líquida con una pajita, ya que la fermentación dejaba trazas de vegetales en la espuma.

Se extendió por Europa durante el período alejandrino, pero quedó relegada y adoptada por las clases populares cuando llegaron los romanos a la península ibérica, ya que estos eran consumidores de vino.

Su fabricación ha ido evolucionando de acuerdo a cada lugar y época. Los chinos consumían en la edad media una bebida llamada kiu, a base de arroz. Y para los bárbaros del norte de Europa la cerveza era una de las bebidas más importantes.

GAZPACHOSalmorejo

Hay miles de variantes del gazpacho y casi podría decirse que cada familia tiene la suya. En realidad es una sopa fría y como tantos otros clásicos de la gastronomía, su origen tuvo lugar entre a las clases más bajas de la población.  Y más precisamente en Andalucía, región donde siempre ha sido necesario tomar alimentos ricos en agua y minerales, para no sufrir deshidratación. En el siglo VIII ya se consumía en un gazpacho que no llevaba verduras, sólo pan remojado en agua, aceite y vinagre, ajo y almendras. Cuando el tomate y el pimiento llegaron de América se fueron incorporando a esta bebida.

Receta de gazpacho: Trocear 7 tomates maduros, 1 pimiento verde, 1 diente de ajo, 1 pepino y añadir 250 ml de aceite de oliva, 250 ml de agua fría y 50 ml de vinagre de Jerez. Triturar todo en la batidora y pasar luego por un colador fino, hasta que quede una crema sin pieles. Dejar reposar en la nevera hasta que esté bien frío, cubierto con un film para que no se oxide. Podéis acompañarlo con picatostes de pan frito y los ingredientes del gazpacho cortados en taquitos.

Elige la bebida que más te atraiga y refréscate. Bebe mucho, que es bueno para la digestión y para regular la temperatura corporal.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + 5 =