Los secretos de un buen Roscón

Hemos estado en la Cadena Ser charlando sobre los secretos de un buen roscón.

Con nuestra Ana Guerrero, acompañada por Ángela Quintas, Manu Berastegui y de la mano de Lourdes Lancho, hemos hecho un repaso a su historia, receta, secretos y bondades.

Podéis escuchar aquí el podcast donde hablamos del roscón y sus secretos o leer este post donde lo contamos casi todo.

Manu Berastegui, ejerciendo como monarca del roscón, nos describe el roscón de reyes de Horno San Onofre que tiene delante, como un «turbante exótico con sus joyas y sus brillos».

¡Esto después de haber dado buena cuenta de un trozo de este bollo tan famoso!

Cuánto engorda el Roscón

Según la nutricionista Ángela Quintas todo depende de si el Roscón lleva relleno o no. Aproximadamente unas 400 kilo calorías por cada 100 gr.

Pero no todos los roscones son iguales, no es lo mismo que esté elaborada con materias primas de calidad a que no.

Nos cuenta Ana que el Roscón de Reyes de la pastelería no lleva grasas hidrogenadas, por supuesto, y está elaborado con ingredientes cercanos de la península, hasta el ron que lleva.

Ana recomienda llevar el relleno para el roscón aparte, en las tarrinas que ofrecemos en nuestras tiendas, preparar una mesa bonita con cuencos conteniendo cada relleno y que cada uno escoja el que quiera.

Los rellenos para roscones tradicionales son la naranja, nata o crema. Pero también los hay de cabello de ángel, mazapán, calabazas.

¡Pero también hay quien lo consume con rellenos salados! Manu cuenta que una amiga suya, a quien no le gusta el dulce, se toma el roscón relleno con sardinas.  Aunque Ana es de la opinión que este tipo de roscones, que elabora alguna pastelería de Madrid, deberían llamarse de otra manera. Ya que se pierde un poco la esencia del roscón tradicional.

Ingredientes del roscón:

  • Harina limpia, sin conservantes o aditivos, para que sea más esponjoso
  • Huevos camperos
  • Agua de Azahar (destilación de la flor del naranjo)
  • Pié de levadura
  • Levadura fresca
  • Mantequilla o aceite de oliva
  • Ralladuras de naranja y limón
  • Sal
  • Azúcar
  • Ron
  • Frutas confitadas
  • Almendras

Entre los secretos de un buen roscón, están las materias primas que se utilizan. Pero también el amor por el oficio, ya que la artesanía es energía y esto se contagia y trasciende. El buen hacer, vamos!

De dónde viene la tradición de comer roscón:

Según Ángela, es una tradición pagana, del siglo II antes de Cristo. A mediados de diciembre, cuando habían terminado los trabajos de cosecha en el campo, se celebraban las Saturnales durante una semana.

Saturno era el dios de la agricultura y las cosechas. Entonces para celebrar la finalización de las tareas y el comienzo de los días más largos, se organizaban banquetes donde también se intercambiaban regalos. En estas comidas se elaboraba una tarta o postre con miel y frutos secos, higos y dátiles, que se considera el origen del roscón.

Luego en el siglo III, después de Cristo, se incorpora el haba en el roscón como símbolo de fertilidad. Y en el siglo XVIII se incorpora la figurita sorpresa y se empieza a comer el roscón de reyes como lo conocemos hoy. Gracias a un cocinero que, queriendo agasajar al niño rey Luis XV, introdujo una moneda de oro dentro de la masa. A partir de ahí el haba del roscón pasó a tener otro significado.

El haba pasó a indicar quién paga el roscón y se exime de la responsabilidad y el que encuentra la figura y es coronado, asume la responsabilidad de la familia.

Cortar el Roscón, un momento divertido

Cortar el roscón de reyes, ver a quién le toca el haba y a quién la figura, es una tradición entrañable y divertida para compartir en familia o con amigos.

Entre los premios que se encuentran en los roscones, puede haber variantes, como el ejemplo que nos trae Ángela, que cuenta sobre una pastelería debajo de la casa de sus padres, donde la tradición es meter un corta uñas.

¿Hay colas para comprar Roscón?

Hoy en día la gente ya se reparte durante el día para comprar roscón. En Horno San Onofre empezamos el día 4 a vender roscones sin descanso. Y se puede comprar por la noche para comerlo por la mañana. Y si se endureciera un poco, sólo hay que calentarlo unos segundos en el horno y, al revivir la mantequilla, ya tenemos otra vez bollo para largo.

Una fiesta pastelera

Ana cuenta que esta es una fiesta pastelera sin la cual no sobrevivirían los pasteleros artesanos. Y alienta e invita a participar en los concursos, ya que es divertido, los pasteleros se conocen y pueden surgir colaboraciones que enriquecen a todos.

 

 

turrón de guirlache

Llega otra vez la Navidad. ¡Y la pastelería está en ebullición!

Hay mucha actividad en nuestro obrador y en todas las tiendas, ya que estamos preparando las delicias que vosotros esperáis con ansia.

Y una de las delicias que preparamos todos los años es el Turrón de Guirlache. ¡El tostado!

Un manjar que adoramos desde nuestra infancia. Tal vez por ese atractivo caramelo color tostado que invitaba a robar un trozo cuando nadie nos miraba.

Muy similar al nougat provenzal, que se elabora con nueces o almendras y miel. Pero el turrón de Guirlache está hecho con almendras o piñones y caramelo solidificado.

turrón de guirlache

ORIGEN DEL GUIRLACHE

Su origen, como el de tantos otros dulces consumidos en España, se remontan a la Edad Media, cuando los árabes estaban establecidos en la Comunidad Aragonesa. Por eso se dice que es típico de Aragón. Porque allí comenzó su elaboración.

Su nombre, Guirlache, proviene del francés «Grillage» y significa manjar tostado. Ya que antiguamente se elaboraba tostándolo en un horno. Dice el sabio Joan Corominas que el término pudo pasar al castellano a través del país vasco.

Los turrones han sido la gran herencia de nuestros antepasados musulmanes y no podemos estar más agradecidos por este manjar exquisito. Aunque hay muchas versiones sobre su origen, lo importante es que ya está aquí, para deleitarnos y nutrirnos en la época invernal.

LA RECETA DEL GUIRLACHE

Para elaborarlo lo primero que preparamos es el caramelo, vertiendo el azúcar con el agua en la sartén. Lo movemos con cuidado hasta que se forma el ansiado dulce. Luego echamos las almendras o los piñones dentro del azúcar y vamos revolviendo cuidadosamente con cuchara de madera. Vertemos esta mezcla sobre una placa cubierta con papel vegetal para que luego sea más fácil despegarlo, y extendemos con rodillo. Dejamos enfriar y… ¡a cortar!!

En la pastelería elaboramos turrón de guirlache en épocas navideñas y también nos encantan darle otros usos como los adornos para tartas o como ingrediente de algunos postres.

Nosotros seguiremos elaborando y perfeccionando cada vez más su preparación, con las mejores materias primas de la península. Os esperamos un año más para saborear un rico turrón de guirlache.