Mayo es un mes en el que nos encontramos celebrando bautizos y comuniones.

Será porque es el mes de las flores, del buen tiempo, de la primavera.

Todo renace, hay mucha luz y todo huele a celebración, a graduaciones, a promesas de vacaciones…

 

¿Por qué celebramos en Mayo?

Ya en la antigüedad, en estas fechas se celebraban fiestas en honor a la divinidad primaveral. Las fiestas de los Mayos exaltaban la primavera y se remontan a los fenicios y griegos.

En algunas regiones de Europa el mayo era un palo que se alzaba en una plaza alrededor del cual se bailaba y cantaba.

En España es famosa la fiesta del Mayo Manchego de Pedro Muñoz, declarada de interés turístico nacional.

Celebrando bautizos y comuniones

En el Reino Unido se celebraba el May Day, donde se adoraba el Maypole (Vara de Mayo) y a su esposa Lady Flora. La vara es de arce o abedul, decorado con cintas y es una representación del atributo sexual de Bel (el dios sol).

Los romanos celebraban las fiestas en honor a la diosa Maia, diosa de la naturaleza y la fecundidad.

Actualmente elegimos el mes de Mayo, no para homenajear a ningún dios, pero para celebrar bautizos o comuniones, además de las graduaciones. Y es que el clima acompaña y cómo!

Y aprovechando el buen tiempo, no hay nada mejor que elegir el jardín de nuestra casa para celebrar una comunión o para celebrar un bautizo. Por un lado gastas mucho menos y por otro, la celebración es más íntima y personal.

Una buena idea, pedir entrantes o aperitivos

Y si no quieres agobiarte entre fogones y estar espléndida el día de la celebración, puedes optar por un servicio de catering o pedir bandejas de aperitivos salados a domicilio.

Hay muchas opciones de entrantes y aperitivos a domicilio, desde deliciosos canapés variados gourmet, petit pain rellenos, tablas de quesos o de ibéricos, croquetas…, hasta sabrosas empanadas de hojaldre con distintos ingredientes como bonito, bacalao con manzana, lomo, bacon y queso…

Si pides varias empanadas diferentes, puedes servirlas cortadas en pequeños trozos para hacer una degustación salada.

Otra opción muy divertida e ingeniosa para servir como entrante, son las brochetas para cóctel, las cuales puedes presentar clavadas en una hogaza de pan casero y combinar distintos sabores en una misma brocheta.

¡Vamos!, que opciones de comida para celebraciones hay muchas. Solo falta que te decidas a disfrutar de un agasajo inolvidable, donde todos las pasen genial, no sólo los invitados.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *