Finger food o pequeñas experiencias

La finger food es la tendencia culinaria del momento en los cócteles o picoteos.

Los alimentos más sabrosos han adquirido un nuevo formato y podemos darles un buen bocado sólo con las manos.

No hacen falta cubiertos de ningún tipo para saborearlo ni es una falta de educación coger el bocado con las manos. Lejos de eso es lo más nuevo en el mundo de la gastronomía gourmet.

Para los amantes de la buena comida estar al día es casi obligatorio, y para tal fin nada como estar informado. Por eso vamos a hablar de qué es y en qué consiste esta vanguardia gastronómica.

¿Qué es un bufé finger foods?

Finger food o pequeñas experiencias

Esta nueva tendencia es una manera innovadora de probar distintas elaboraciones en un pequeño formato.

La clave es ofrecer al comensal una porción de tamaño reducido, que puede comerse con las manos y que está compuesta de ingredientes de calidad gourmet.

No lo confundas con las tapas, ya que no se trata de una ración pensada para antes de la comida principal. Como en muchas otras tendencias culinarias, el objetivo es generar nuevas experiencias.

Existen menús completos basados en esta vanguardista tendencia. En ella se junta la practicidad de una pequeña porción de alimento con un toque informal y desenfadado que está causando furor.

Además, es posible adaptar las diferentes propuestas a múltiples ambientes, lo cual hace que destaque a modo de comida para cóctel. Es un grado mayor de perfeccionamiento en el desarrollo de los canapés y no se escatima con la calidad de los ingredientes.

En qué consiste un bufé finger food

El concepto gira en torno a una comida informal donde poder socializar con los invitados. Se van probando las distintas propuestas de pié.

Cada porción trata de condensar el sabor de un plato normal en uno del tamaño de un bocado. Así, sólo los dedos hacen falta para llevarse a la boca la elaboración. El formato es sencillo, pero la complicación viene al encontrar el equilibrio de los sabores en tan poco espacio.

En estos cócteles, perfectos para celebrar una reunión de empresa o un desayuno de trabajo, se presenta una amplia gama de texturas, sabores, y puestas en escena tan vanguardistas como rompedoras. Al final, todos los sentidos se ven tentados por las propuestas culinarias, las cuales concentran en su pequeño tamaño el saber hacer del cocinero tras los fogones.

Finger food o pequeñas experienciasAdemás, la presentación es atractiva y sugerente y las opciones son de lo más variadas. En un bufé finger food podemos encontrar propuestas con texturas crujientes y suaves, con sabores que pasan de lo dulce a lo salado sin darnos cuenta, y cremosas espumas para llevarnos a la boca solamente con las manos.

Cabe destacar que estos platos tienen rápidas cocciones gracias a su tamaño, por lo que son la perfecta comida para cóctel, coffe break, postres o reuniones de directorio.

Demás está decir que las opciones de vajilla o menaje para este tipo de menús finger foods también dan mucho juego y pueden aportar un valor añadido al bufé.

Nada mejor que la comida de bocado

La finger food es una tendencia que está llevando la cocina ante un nuevo reto: alcanzar el equilibrio de los sabores en un solo bocado.

Sin duda, los cocineros más reconocidos de la escena ya se habrán puesto manos a los fogones y nos maravillarán con sus propuestas finger foods para aperitivos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × dos =