Frituras saludables, la nueva tendencia

Ha llegado la época de Cuaresma y con ella la temporada de torrijas, la deliciosa «tostada dorada».

Junto con las Flores de Carnaval o los Bartolillos constituyen lo que ha dado en denominarse «Frutas de Sartén«.

Y este año inauguran la nueva tendencia en la pastelería: Freir todos nuestros productos fritos con aceite de oliva virgen extra.

Porque cada vez más nos importa más seguir las últimas tendencias en lo que respecta a la salud y la gastronomía. Por eso siempre hemos apostado por el uso de materias primas naturales y de nuestra tierra.

Y el aceite de oliva virgen extra permite freir los alimentos conservando sus vitaminas y antioxidantes, además de contener menor porcentaje de ácidos grasos poliinsaturados.

Como decíamos, ¡llegan las Torrijas!

 

Frituras saludables, la nueva tendencia

La Cuaresma nos recuerda que debemos ser moderados y prescindir de opíparas comidas y de alcohol estos días, en recuerdo a los 40 días que Cristo pasó ayunando en el desierto.

Esta costumbre, que ya viene desde hace siglos, obligaba a los trabajadores católicos en la antigüedad a buscar alimentos alternativos para cumplir con la tradición, pero al mismo tiempo poder hacer frente a las labores rurales que tanta energía demandaban.

Por eso esta combinación de huevo, pan, leche y azúcar, que constituye la torrija, se convirtió en una solución para aquellas personas que buscaban contar con la fuerza necesaria para enfrentar el día.

Para nosotros, la elaboración de Torrijas, significa que ha terminado la época de poca luz, llega la primavera, todo se renueva y la pastelería se inunda con aromas a vainilla y frituras.

Entonces elaboramos un pan brioche de forma alargada, llamado pan bombón, que absorbe muy bien la lecha y aporta una textura cremosa. ¡Una delicia vamos!

Y este pan nos permite ofrecer unas torrijas que son la leche, ¡nunca mejor dicho!

Este año, además de nuestras torrijas de toda la vida, añadimos la Torrija de Crema Pastelera tostada, con crema pastelera de vainilla y la Torrija del Príncipe, bañada en chocolate.

Frituras saludables, la nueva tendencia

Las frituras

Según los expertos, las buenas frituras no tienen porqué ser desterradas de nuestro consumo. Ya que si se llevan a cabo adecuadamente, conservan los nutrientes de los alimentos mejor que otras formas de cocción.

Ya de por sí el aceite de oliva es el único que soporta altas temperaturas sin perder propiedades y al crear una crujiente capa impide que el alimento se empape de grasa. Para esto es necesario que el aceite esté a la temperatura correcta, ni demasiado baja, porque entonces el pan se impregna de aceite, ni demasiado alta que queme el exterior y deje el interior sin cocer.

O sea, que si eres moderado a la hora de ingerir frituras y las compras en lugares donde sabes que se preocupan por la calidad, no tienes problema. La fritura es una forma de cocinar como cualquier otra.

Lo que hay que evitar son las grasas hidrogenadas o grasas trans (aceites vegetales parcialmente hidrogenados, para aumentar la vida útil del alimento, que elevan el colesterol malo (LDL) y los triglicéridos, abundantes en la bollería industrial.

Y recuerda, » La alegría es el mejor promotor de la salud, y es tan amigable para la mente como para el cuerpo…» Johnathan García-Allen (psicólogo y entrenador personal)

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − 16 =