Nutrirse no es sólo comer

Deberíamos comprender esto muy bien, que nutrirse no es sólo comer o ingerir alimentos.

Hay muchas formas de alimentarnos y nutrir nuestra alma.

En general los Viernes o fines de semana me gusta relajarme y disfrutar del tiempo del que dispongo con mi familia o amigos.

Suelo pedir comida preparada a domicilio, invito amigos o ellos me invitan y nos reunimos para realizar actividades juntos. Ya sea una excursión a algún sitio o simplemente sentarnos a charlar con un vinito y algo para picar.

Porque no todo es trabajo. Trato de equilibrar mi vida en todos los sentidos. Dicen que cuando la balanza se inclina mucho hacia un solo lugar es porque algo está fallando.

Por eso todos los aspectos de la vida de una persona son importantes.

Y todos nos nutren de diferentes maneras. La comida nos nutre y alimenta, pero también el momento que pasamos con los amigos entre risas y confidencias. Y también por supuesto el momento que dedicamos a los hijos, escuchándolos, conversando con ellos, aconsejándolos, o simplemente «estando ahí».nutrirse no es sólo comer

Y no nos olvidemos del trabajo, donde pasamos la mayor parte de nuestra vida. Volcarnos de lleno a dar lo mejor de nuestras capacidades, tiene un impacto positivo en nuestra autoestima y personalidad.

El trabajar en equipo, conocer gente nueva, aportar nuestros conocimientos a otros compañeros de curro, dejará una huella en nosotros y en otras personas, aunque no seamos conscientes de ello inmediatamente.

Una visita a un concierto, a una exposición, un viaje, conocer otras culturas y otras formas de vida… Todo ello va alimentando nuestro interior, y finalmente todas esas experiencias se reflejarán en tu exterior.

Después de experiencias de ese tipo, cualquier persona vibra de una forma más elevada que antes.

LA INFLUENCIA DE NUESTROS PENSAMIENTOS

Obviamente que la comida es importante, y cuanta más sana mejor. Pero es importante tener en cuenta que no es lo mismo comer una tarta pensando que vas a engordar, que comer una tarta sintiéndote feliz y contenta, saboreando ese momento que te regalas. Ya podrás luego hacer ejercicio si te apetece para estar en forma y de paso mejorar el estado de tu mente, generando endorfinas.

Ahora, cada vez sabemos más sobre el funcionamiento de la mente, y cómo nuestros pensamientos determinan nuestra realidad. Son ellos los que nos influyen a la hora de tomar decisiones y encaminar nuestras vidas hacia un sitio u otro. Por lo tanto elijamos pensamientos que añadan un valor positivo a nuestra existencia y a la de los demás.

Recuerdo una frase que decía algo así como “Alimenta tus miedos y tu fe morirá de hambre. Alimenta tu fe y morirán tus miedos

Por esa razón, dejemos de estar contando calorías todo el tiempo, no nos enrosquemos con pensamientos negativos sobre otras personas, liberémonos del miedo que nos impide hacer aquello que nuestra alma nos pide, ofrezcamos más amor a los que nos rodean y el amor nos inundará, alejémonos de personas o cosas que nos hacen daño.

En definitiva seamos felices y disfrutemos de la vida. Como decía Will Smith en aquella película En busca de la felicidad:

«Cuando entendamos que no es un día más, sino un día menos, empezaremos a valorar lo que realmente importa…«

Por lo tanto, a disfrutar, y dar lo mejor de uno. ¡Este mundo necesita nuestra mejor versión!

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − nueve =