panellets o empiñonados.

Los panellets o empiñonados son unos pequeños dulces, normalmente redondos, hechos con masa de azúcar, almendra y yema de huevo.

Puedes encontrar exquisitos panellets en Madrid, seguramente los habéis visto en nuestro escaparate estos días. Pero los hay en muchas partes de España. Son unos pastelillos tradicionales de mazapán, que comemos el Día de Todos los Santos.

Al ser un alimento de larga duración y con una importante influencia religiosa, son vinculados a la idea de eternidad y recuerdo de los muertos. Más allá de todo esto, son un manjar que ha permanecido con nosotros durante siglos adaptándose a los diferentes gustos y épocas.

 

HISTORIA DE LOS PANELLETS

Las civilizaciones antiguas practicaban la Antropofagia con sus parientes muertos. No como una forma de canibalismo, sino para adquirir la energía de sus ancestros.

Esta costumbre, con el tiempo pasa a ser sustituida por la recolección e ingestión de frutos secos, ya que son los alimentos que más energía tenían. De ahí que se asocie los frutos secos con los ancestros. Y se utilicen las almendras, los piñones y castañas en la elaboración de los panecillos llamados Panellets.

En Cataluña es donde primero llega el azúcar, por eso son los catalanes los primeros en empezar a desarrollar el arte de la repostería.

Se tiene constancia de que en el siglo XVIII ya se preparaban dulces muy parecidos que eran bendecidos y consumidos en las iglesias de aquel entonces. Estos dulces eran muy habituales en otoño, después de la recogida del fruto seco.

Pero fue a partir del año 1.796 cuando el preciado dulce comenzó a rifarse en mercados y ferias populares de Barcelona. No pasó mucho tiempo hasta que el éxito de los panellets o empiñonados llegó a ciudades próximas a Barcelona, puesto que la gente disfrutaba comiéndolos.

A comienzos del siglo XIX, la demanda había aumentado notablemente, gracias a la aceptación por parte de los consumidores. Por ello, este delicioso dulce se convirtió en un producto imprescindible en cualquier pastelería catalana.Especialidad tradicional sello

Su culminación como delicia culinaria llega en el año 2002, cuando se convierte en el primer artículo europeo en conseguir el sello europeo de calidad alimentaria ETG (Especialidad Tradicional Garantizada).

Receta de panellets (o panecillos de mazapán)

Seguro que estás deseando prepararlos en casa y degustarlos con tu familia o amigos. Por eso, no podemos hablar de los panellets sin dejar constancia de una receta tradicional:

Ingredientes

  • 300 gramos de almendra cruda molida.
  • 100 gramos de piñones crudos.
  • 300 gramos de azúcar glas.
  • 2 huevos.
  • Ralladura de limón o naranja (opcional).

Panellets o empiñonados. Lo que debes saber...

Elaboración de los panellets

  1. Mezclamos el azúcar con la almendra molida e incorporamos los huevos hasta conseguir una masa homogénea y maleable. Ya tenemos los mazapanes listos.
  2. Trabajamos la masa obtenida, la cortamos en tiras y hacemos bolitas con las manos. Pasamos las bolitas por encima de los piñones para que se adhieran, antes de hornear.
  3. Mezclamos las yemas de huevo con un poco de agua y pintamos por encima. Horneamos a 200 grados durante 8 minutos hasta que se queden dorados por fuera. Pero ten cuidado, ya que pueden quemarse con facilidad. Dejaremos que enfríen antes de disfrutarlos.
  4. Disfrutar como postre con un vino dulce tipo Moscatel o Malvasía.

Los panellets o empiñonados son cada vez más comunes en las pastelerías de Madrid. Son consumidos por personas de todas partes. En la actualidad, existe una gran variedad de sabores que hacen de él un dulce que no puede faltar en tu casa.

Además, aunque es considerado un producto autóctono y tradicional de Cataluña, lo cierto es que podemos encontrar panellets en Madrid, Valencia, Baleares, Aragón e incluso en el Principado de Andorra.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 1 =